Buscar
  • Agua Nea

Como convertir tu oficina casera en un paraíso sostenible



Cómo convertir tu Oficina casera en un paraíso sostenible: 9 cambios fáciles.

Debido a la situación actual, hemos experimentado cambios drásticos en nuestra rutina diaria. La mayoría de nosotros pasamos de levantarnos para ir a una oficina a convertir nuestra casa en una.

Y aunque trabajar desde casa ha demostrado ser por sí misma una práctica bastante amigable con nuestro planeta al reducir el uso de medios de transporte contaminantes y consumir menos energía, esto no quita que podamos poner en marcha pequeños cambios que contribuyan aún más con el cuidado y la conservación de nuestro medio ambiente, por eso, en este artículo conoceremos 9 cambios sencillos para vivir de manera más sostenible trabajando desde casa.


1. Opta por el mobiliario de segunda mano.

¿Estas adecuando un espacio en tu casa para trabajar?

Si esto es cierto, lo más recomendable es hacer uso de mobiliario de segunda mano, pues podrás encontrar estupendos escritorios, mesas y hasta sillas en perfecto estado que no tienen por qué ser nuevas.

Además, al adquirir mobiliario de segunda no sólo estarás ayudando al cuidado y preservación del medio ambiente, sino que también estarás cuidando tus finanzas personales, ya que suelen costar mucho menos. 😉


2. Si no lo puedes comprar, seguro lo puedes reparar

Tal vez una de las tareas más tediosas en el hogar es reparar aquella silla que lleva meses tambaleándose.

Sin embargo, si en realidad lo que estás buscando es una manera de ser más “eco” trabajando desde tu casa y sin invertir en escritorios o sillas, una opción óptima es reparar aquel mobiliario que ya tienes, de esta manera estarás reduciendo no solo el ciclo de consumo sino también reducirás desechos. Reutilizar es la clave del éxito! 😎


3. Compra tus insumos necesarios sosteniblemente

Otra manera de vivir de manera más ecológica desde nuestra oficina en casa es comprar de manera sostenible.

Por ejemplo, puedes optar por adquirir aparatos electrónicos con certificaciones ambientales y bombillas de bajo consumo, así como también puedes adquirir tus materiales de oficina con productores locales cuyos productos estén basados en la economía circular, de este modo estarás reduciendo tu huella ecológica.


4.Digitaliza todo lo que puedas

Olvídate de los post-it, agendas tradicionales o recibir facturas en físico. Con la ayuda de la tecnología todo aquello que alguna vez estuvo en papel puede quedar en el pasado.

Puedes comenzar digitalizando tus recordatorios con el móvil, o hacer uso de apps que te ayuden a mantener tu agenda al orden del día. También, aunque ya es una práctica muy difundida, siempre es recomendable pedir que tus facturas sean enviadas únicamente por medio del correo electrónico. ¿Ya has reducido la cantidad de cartas que llegan a tu buzón cada mes? 📩


5. Lo que no puedas digitalizar, hazlo ECO

Si por otra parte necesitas tener en físico un calendario o documentación importante, te recomendamos emplear productos cuyo ciclo de vida sea mucho más largo que el de una agenda tradicional.

Implementa pizarras borrables, agendas o calendarios elaborados con materiales reciclados o que sean fácilmente reciclables. En cuanto a las lápices y bolígrafos, puedes optar por adquirir aquellos elaborados con materiales más ecológicos. Evitar el plástico siempre está bien. 👌


6. Cocina más de lo que pides a domicilio

Por ahorrarnos algo de tiempo, en ocasiones los pedidos a domicilio se han convertido en nuestra opción preferida, pero tal como muestra este artículo del Washington Post, estos pueden generar montañas de basura.

Las ventajas de cocinar en casa son múltiples: no solo eres más consciente de lo que estás consumiendo sino que disminuye el impacto negativo del consumo de plásticos de un solo uso como bolsas, cubiertos desechables y poliestireno expandido.

De igual manera, al cocinar en casa podrás consumir alimentos más frescos y orgánicos, contribuyendo no solo al cuidado del medio ambiente sino también al cuidado de tu salud.🍎


7. Se más productivo

¿Cómo es que ser más productivo me hace ser más ecológico?

La respuesta es más sencilla de lo que te imaginas: a mayor productividad, menor será el uso de aparatos electrónicos, lo cual se refleja en la reducción de tu huella ecológica.

Si no estás acostumbrado a trabajar desde casa, puede que tu nivel de productividad se vea afectado por diversos factores como la tentación de la cama, la tv, hacer tareas domésticas o ir a visitar la nevera 15 minutos.

Sin embargo, si estableces una rutina con los siguientes pasos lograrás ser más productivo y de paso sostenible:

  • Programa tus tareas la noche anterior y establece prioridades: De esta manera sabrás con exactitud qué objetivos cumplir durante el día.

  • Levántate temprano: Así podrás aprovechar al máximo la luz natural de tu entorno lo cual reducirá significativamente el gasto energético, impactando positivamente en el medio ambiente y tus finanzas.

  • Establece horarios: Si nuestra meta es reducir al máximo el número de horas que nuestros ordenadores están encendidos, lo ideal es organizar horarios en función a nuestras prioridades. Para lograr una mayor productividad en este paso te recomendamos implementar el método pomodoro y definir claramente las horas de la comida y de los breaks.


8. Vuelve más verde tu entorno

Literalmente, parte de las cosas que puedes hacer para ser más ECO desde tu trabajo en casa es rodearte de naturaleza.

Y es que de acuerdo al Human Spaces Global Report, tener plantas en el entorno de trabajo o cerca de este es realmente beneficioso pues te ayudará a mantener el aire limpio y puro haciendo que el sentimiento de bienestar se incremente hasta en un 15%.

Por otra parte, el mismo estudio sugiere implementar paredes decorativas inspiradas en la naturaleza, con tonos verdes u ocre; o simplemente puedes ubicar tu sitio de trabajo cerca de una fuente de luz natural, lo que te ayudará con el estrés y el sueño.


9. Haz una adecuada separación de los residuos

¿Sabías que la mayoría de los residuos que desechamos son reutilizables o reaprovechables?

La verdad es que muchos de los residuos que terminan en los vertederos de basura podrían haber tenido un final totalmente distinto e incluso su vida útil pudo haber sido alargada. Sin embargo, la mala separación en la fuente provoca que se desprecien estos residuos.

Si quieres ser más eco trabajando en casa, primero evalúa si lo que estás a punto de desechar es reusable de alguna forma, y si es así, utiliza tu imaginación para darle un segundo uso. De esta manera estarás reduciendo residuos.

Si por lo contrario su vida útil ha llegado a su fin, haz una adecuada separación en la fuente de los residuos que estés generando, es decir separa el papel y cartón reciclables, vidrios, plásticos y metales.

En cuanto a los residuos orgánicos como bolsitas de té o filtros de café puedes compostarlos tú mismo o contactar con alguna empresa local que lo haga.

Estamos seguros que al incluir estas ideas aquí expuestas notarás un cambio positivo en tu camino hacia la sustentabilidad.


¿Ya estás trabajando en casa? ¡cuéntanos qué haces tú para ser más ECO!


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo